Supervivientes de trata de personas, visitan zonas afectadas por el terremoto del pasado 19 de septiembre. Promoviendo que la ayuda fluya hacia las familias que han perdido sus viviendas.

Este es el caso de la Familia Carrera.